Breve historia del centro de acogida San Carlos

Realizado por: Rosario Castro Gil

El centro de acogida de menores San Carlos ubicado en Chipiona (Cádiz), es hoy día un centro de acogida inmediata que se encarga de recoger a menores en situación de desprotección y alto riesgo físico/psíquico. Este centro ofrece todo tipo de ayuda a niños menores de edad que sufren desgraciadamente incidentes que afectan a su desarrollo personal. 

Panorámica del centro de acogida San Carlos (Chipiona)

Panorámica de San Carlos y el Santuario de Regla

La historia de este centro se remonta a principios del siglo XX. En su nacimiento intervino Doña Carolina Montes y Bayón, encargada de aportar una gran fortuna para la creación del centro y, el doctor Tolosa Latour, creador del primer sanatorio marítimo de España en Chipiona. Este sanatorio estaba destinado al tratamiento de niños enfermos y estaba formado por tres pabellones: Madrid (niños), Sevilla y San Carlos (niñas). Al principio, San Carlos era un lugar dedicado al cuidado de la salud de niños con polio, pero con el paso de los años, fue aceptando niños necesitados por cualquier causa procedente del Tribunal tutelar de menores.

Puerta principal de San Carlos

Se  ha convertido en un centro colaborador con la Consejería de Asuntos Sociales de la Junta de Andalucía en materia de atención a niños, y desarrollan un programa de acogida inmediata.

Desde sus comienzos, es gestionado por la entidad hijas de la Caridad de San Vicente de Paul, y actualmente está formado por ocho hijas de la Caridad que forman comunidad y residencia en este lugar junto con los niños.Como cualquier otro centro de acogida, el equipo técnico está compuesto por la directora del centro, por trabajadoras sociales, psicólogas y un pediatra.

La comunicación entre todos los miembros del equipo está muy enriquecida debido a las reuniones de coordinación que se llevan a cabo. El objetivo de éstas es transmitir información de los niños, exponer los incidentes que se hayan producidos a lo largo  de las semanas, comentar las tutorías del colegio y elaborar diferentes informes.

Con respecto a dicha organización interna, lo que se busca en todas las acciones educativas, es trabajar con unidad de criterios, teniendo como punto de partida la reflexión del equipo y la complementariedad de funciones; manteniendo siempre unos canales abiertos de comunicación, coordinación y evaluación continua. Atendiendo a esto, el programa que llevan a cabo  está enfocado a la acogida inmediata; esto es un recurso especializado en el que se atiende con carácter de urgencia, a menores que se encuentran en situaciones de desprotección o alto riesgo por ser objeto de malos tratos físicos, psíquicos u otras circunstancias graves que así lo requieran. Este programa además ofrece atención temporal con carácter de urgencia a niños de entre 0 a 18 años.

Cartel de la fachada del centro de acogida inmediata

Cartel de la fachada del centro de acogida inmediata

Portero del exterior del centro de acogidas

Portero del exterior del centro de acogidas

El tiempo de permanencia de los niños en el centro ha de ser el menor posible, máximo 6-9 meses. Tal y como se ha dicho, es considerado una  residencia ya que además de los módulos, los menores comparten algunos espacios comunes como el comedor, patio, parque etc.

Las actividades que desarrollan los menores en este centro, son las que están programadas en la programación anual que están dividas por trimestres. San Carlos está clasificado y considerado como una residencia ya que se agrupa en tres unidades modulares convivenciales, independientes entre sí, y todo dentro de un mismo edificio. Cada modulo está compuesto por sus dormitorios, sala de estar, dos cuartos de baños, departamento de la educadora, y una amplia terraza con vistas al mar.

Las actividades que desarrollan los menores en este centro, son las que están programadas en la programación anual que están dividas por trimestres. San Carlos está clasificado y considerado como una residencia ya que se agrupa en tres unidades modulares convivenciales, independientes entre sí, y todo dentro de un mismo edificio. Cada modulo está compuesto por sus dormitorios, sala de estar, dos cuartos de baños, departamento de la educadora, y una amplia terraza con vistas al mar.

Fuentes

TEXTO: elaboración propia tras mantener una conversación con una trabajadora social de San Carlos, Bárbara López Jurado

IMÁGENES: propias y se encuentran en mi cuenta de Flickr Rosario 24

VÍDEOS: propio y está alojado en mi canal de youtube Rosario Castro Gil

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s